03 noviembre 2008

La solución a la crisis no esta a la vuelta de la esquina

Según el periódico “Publico” la actual crisis mundial a hecho que se dispare la venta de la vieja y conocida obra de Karl Marx, “El Capital”. Es indudable que la gente esta intentando entender él porque de está crisis. Y como el sistema capitalista no solo que es muy complejo sino que esconde aun la pesada mano de los empresarios de las multinacionales y también intenta tapar las salvajadas cometidas por los banqueros, inconscientemente se busca alguna salida ante la falta de explicación de los gobiernos actuales. Que solo se dignan en comprar y comprar bancos con dinero que no les pertenece y quien sabe que harán después con estas compras, solo se nos ocurre pensar algún que otro negocio turbio que les arrojará millones para sus ambiciosos bolsillos.
En el capitalismo nunca confiamos y siempre supimos que tarde o temprano mostraría sus dientes y seríamos presas fáciles de estos depredadores. Pero, con la mano en el corazón. ¿Es el comunismo la solución? Mas de uno creemos y tal vez entendemos un comunismo teniendo como ejemplo los países que intentaron aplicarlo. Sin duda no hubo ninguna alegría para la población, salvo la esperanza de un mundo diferente y mejor. Por un lado nos dicen que nos aseguran la salud, la educación, la seguridad, etc. Pero debemos reconocer que también son los primeros en censurar todo lo que sea contrario. ¿Y entonces donde está la libertad? Siempre será otro el que decida por nosotros. Sin duda es una dicotomía que si nos lleva a nosotros varias horas, en nuestras humildes y pobres discusiones de bares, ni hablar de los expertos en la materia que tendrán las mil y una formas para reforzar cada uno su teoría.
Necesitamos alternativas, nuevas ideas, llamen como se llamen, pero que de una vez por todas tengamos la libertad de decidir, de hacer con nuestras vidas lo que queramos. Creemos que debemos mantenernos en una postura similar. ¡No dejar que nadie decida por nosotros! La democracia es un chiste. Las elecciones son un chiste. Los presidentes yanquis son un chiste. Los políticos son todos corruptos, todos tiene un precio. Cuando no se llega a través del político a los cambios impulsados por las multinacionales, se utiliza a los ejércitos, sobre todo en los países subdesarrollados. Los que nos mandan son las multinacionales y todos esos grupos de poderosos que se ríen en nuestras caras de la puta crisis.

4 comentarios:

culiao dijo...

muy bueno
ahora marx
mañana volveran a smith

julis dijo...

muy bueno, ya era hora de desempolvar el kapital. y empomarnos a los garcas de arriba.

ANARKIAA

A dijo...

muy bueno. sin estado. sin patron. a trabajar y producir cada uno su sustento

DAMI dijo...

DEJEMOS DE TRABAJAR PARA LOS CERDOS BURGUESES.
SIN EMPLEADO NO HAY GANANCIAS