05 enero 2009

Conflicto israelí-palestino

No podemos quedarnos callados ante el conflicto israelí-palestino que domina tanto los medios como las conversaciones del ciudadano de a pie.
No pretendemos culpar al pueblo judío de la masacre con la que nos desayunamos a diarios, ya que sería como culpar a los alemanes por un Hitler, o a los norteamericanos por un Bush, pero eso sí, es importarte remarcar las palabras de José Saramago, que por ellas fuera cuestionado, “Los últimos gobiernos de Israel, han dilapidado la solidaridad internacional obtenida por el pueblo judío a raíz del holocausto”.
Como no puede ser de otra manera los que pagan siempre las salvajadas de los gobernantes es el pueblo. Sobre todo el palestino, que primero fue víctima del mandato británico, luego de las diferencias anglo-francesas tras la I Guerra Mundial y últimamente la despiadada agresión israelí y como si fuera poco, eligen a un gobierno democrático, o sea, Hamas, que en virtud de una ausencia internacional, continua llevando a su pueblo a una disputa imposible. Y ojo, no debemos olvidarnos también, de algunos lideres árabes utilizan como pretexto el sufrimiento del pueblo palestino, para desviar y afianzar sus pasiones de odio sionista.
Algo esta mas que claro, es muy difícil opinar sobre este conflicto y mucho mas difícil decantarse por uno u otro lado, un conflicto que se cuenta con centenas de años y la solución pacifica es una utopía.
No somos ni semitas ni antisemitas, no somos ni fundamentalistas islámicos ni antifundamentalistas islámicos, pero debemos escuchar las voces de los ciudadanos de a pie, escuchar los gritos de niños que continúan involucrados en un mundo destructivo. Debemos saber que en cada una de estas guerras siempre detrás hay gente que gana poder, dinero y no sabemos que cosas más.
Basta de tantas mentiras y salgamos a la calle a protestar por todo esto, por todos estos conflictos armados que conocemos que destruyen generaciones.

1 comentario:

juli dijo...

isra -heil asesina al pueblo palestino, una verguenza