27 enero 2009

La crisis ahoga

Cuando el furor mediático de la guerra israelí-palestina se va perdiendo, se vuelve a sentir la crisis, lo que en los medios solo parecían estadísticas, poco a poco se va sintiendo de cerca, el desempleo aumenta y el trabajador se ve imposibilitado de dar lo que mejor sabe hacer... trabajar. Las empresas aprovechan el gran revuelo y presentan regulaciones para dejar en la calle a miles de personas. Las respuestas de los gobiernos siguen siendo las mismas que tomaron en un principio, salvar a los bancos. Cada vez son mas los ciudadanos que empiezan a cuestionarse si esta es la verdadera solución, ya que después de grandes salvatajes e inyecciones de dinero "quitada de los bolsillos del ciudadano de a pie", no son recíprocas. Y lo peor de todo es que hasta nuestra abuela le prende una vela a "San Obama" para que arregle esta maldición.